Arabia Saudita anuncia iniciativa política para poner fin a la guerra en Yemen.

Arabia Saudita anunció el lunes una iniciativa para poner fin a la guerra de siete años en Yemen, proponiendo un alto el fuego nacional, medidas humanitarias y conversaciones entre Yemen.


La iniciativa de Riad se ha elaborado con el enviado de la ONU en Yemen, Martin Griffiths, y el enviado de Estados Unidos para el conflicto, Tim Lenderking. El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Faisal bin Farhan, dijo que la iniciativa tenía como objetivo poner fin a la guerra.


El plan incluirá propuestas para un alto el fuego nacional supervisado por la ONU, la reapertura del aeropuerto internacional de Sanaa a varios destinos regionales e internacionales directos y el inicio de consultas entre las partes yemeníes para alcanzar una resolución política. También incluirá la reconstrucción y la ayuda a Yemen.


El príncipe Faisal dijo que "la pelota está ahora en la cancha de los hutíes" para poner fin al conflicto y que un alto el fuego completo podría ir seguido de una solución política.


El príncipe Faisal se refirió a la participación de Irán en Yemen y pidió "un indicador" a los iraníes de que comprenden las preocupaciones de sus vecinos.

"En Yemen los vemos ayudando a los hutíes con armamento avanzado, apuntando a aeropuertos civiles e instalaciones petroleras", dijo en una conferencia de prensa en Riad. Cualquier cercanía con Irán requiere "buenas intenciones", agregó.


En una sesión informativa anterior, un alto funcionario saudí dijo que la iniciativa entraría en la fase de implementación tan pronto como las partes yemeníes la aceptaran.


"Si las dos partes, el gobierno y los hutíes, están de acuerdo con la iniciativa, el enviado de la ONU comenzará a trabajar en el mecanismo", dijo.


Los hutíes y el gobierno reconocido internacionalmente han estado enfrascados en una lucha por el poder desde 2014, cuando las milicias respaldadas por Irán invadieron la capital, Sanaa.


Arabia Saudita ha liderado una coalición en apoyo del gobierno desde 2015. Los esfuerzos de la ONU para mediar en el fin del conflicto parecían esperanzadores en diciembre de 2018 con un acuerdo alcanzado en Estocolmo para el alto el fuego en Hodeidah, Salif y Ras Issa y un exitoso intercambio de prisioneros.


Los altos el fuego estancaron el conflicto en esas áreas, pero han surgido nuevas líneas del frente. En las últimas semanas, los rebeldes hutíes han ido ganando territorio cerca de Marib, un bastión del gobierno en el norte del país.


imagen


La ciudad es vista como un refugio seguro, que acoge a desplazados internos de áreas controladas por los hutíes; alberga más de 130 campos de desplazados. Si los hutíes tomaran el control de la zona, se desencadenaría otra crisis humanitaria, lo que enviaría a millones a huir a la lucha una vez más.


Los rebeldes también han aumentado los ataques con misiles y aviones no tripulados a través de la frontera hacia Arabia Saudita en los últimos meses.


Un funcionario de la coalición saudí dijo que los hutíes se enfrentaban a un aumento de las bajas y tenían la opción de aceptar el alto el fuego nacional en la iniciativa o continuar la operación y arriesgarse a un punto sin retorno.


"Si continúan con la ofensiva sería un punto sin retorno para el ejército nacional yemení porque todos sabemos lo importante que es Marib", dijo el funcionario.


Plan apoyado por el gobierno de Yemen y los Emiratos Árabes Unidos


El gobierno de Yemen, respaldado internacionalmente, dio la bienvenida al plan y dijo que era una "prueba real" del deseo de paz de los hutíes.


"La nueva iniciativa refleja la postura expresada consistentemente por el gobierno yemení en todas las rondas de negociación con los rebeldes hutíes: aliviar el sufrimiento del pueblo yemení", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores del país en un comunicado.


Pero el grupo Houthi dijo que las propuestas no ofrecían "nada nuevo".


"Cualquier iniciativa que no levante el bloqueo y cumpla con las demás demandas no es nada", dijo Mohammed AbdulSalam, portavoz del grupo Houthi.


El portavoz de la ONU, Farhan Haq, acogió el lunes el intento del reino de reactivar las conversaciones con los rebeldes hutíes, que dijo que se "alinean" con los esfuerzos del enviado de paz de la ONU, Martin Griffiths, para poner fin al conflicto.


"Martin Griffiths ha estado trabajando para asegurar un alto el fuego en todo el país, la reapertura del aeropuerto de Sanaa al tráfico aéreo civil, permitiendo que ingresen combustible y productos adicionales al puerto de Hodeidah y reanudando un proceso político para poner fin al conflicto", dijo Haq.


"No hay duda de que se deben hacer todos los esfuerzos posibles para poner fin al conflicto y abordar el sufrimiento del pueblo yemení".


La ONU estaba "estudiando esta propuesta" de Riad para el posible despliegue de monitores de la ONU para garantizar el cumplimiento de un acuerdo de alto el fuego, agregó Haq.


El anuncio del lunes siguió a una extensa diplomacia por parte de Estados Unidos y al énfasis en Yemen desde la toma de posesión de Joe Biden en enero.

El Dr. Anwar Gargash, asesor diplomático del presidente de los Emiratos Árabes Unidos, Sheikh Khalifa, dijo que la iniciativa representa una "oportunidad real para poner fin al sufrimiento" en Yemen.


"Ha llegado el momento de que las armas se detengan y escuchen la sincera invitación de Riad", escribió en Twitter.


El enviado de Estados Unidos, Sr. Lenderking, ha realizado dos viajes al Golfo desde que asumió el cargo, visitando Arabia Saudita y Omán. Se reunió con miembros del liderazgo hutí en Mascate el mes pasado, informó Reuters, y Estados Unidos también eliminó la designación del grupo como organización terrorista extranjera. En cambio, impuso sanciones por separado a dos de sus líderes por lanzar ataques contra Arabia Saudita.


Los esfuerzos de Estados Unidos se han centrado en un alto el fuego y permitir la entrada de ayuda humanitaria al país. Este mes, Lenderking anunció el regreso de la asistencia humanitaria estadounidense al territorio controlado por los hutíes en el norte de Yemen.


“Solo a través de un alto el fuego duradero podemos esperar revertir la crisis humanitaria directa”, dijo Lenderking en un evento el 12 de marzo.


El príncipe Faisal habló con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, antes del anuncio del lunes. La pareja "discutió su estrecha cooperación para apoyar los esfuerzos del enviado especial de la ONU Griffiths y del enviado especial estadounidense Lenderking para poner fin al conflicto en Yemen, comenzando con la necesidad de que todas las partes se comprometan a un alto el fuego y faciliten la entrega de ayuda humanitaria". ", dijo un comunicado del Departamento de Estado.


Tomado de:

https://www.thenationalnews.com/gulf-news/saudi-arabia-announces-political-initiative-to-end-war-in-yemen-1.1189238


Descargo de responsabilidad: En Mr.capacho le brindamos información que no se ofrece en las noticias principales y, por lo tanto, puede parecer controvertida. Las opiniones, declaraciones y / o información que presentamos no son necesariamente promovidas, respaldadas, expuestas o aceptadas por Mr.capacho, su Consejo de liderazgo, miembros, aquellos que trabajan con Mr.capacho o aquellos que leen su contenido. Sin embargo, con suerte son provocativos. Por favor, use el discernimiento! Use el pensamiento lógico, su propia intuición y su propia conexión con la Fuente, el Espíritu y las Leyes Naturales para ayudarlo a determinar qué es verdad y qué no. Al compartir información y sembrar diálogo, nuestro objetivo es aumentar la conciencia y la verdad superior para liberarnos de la esclavitud de la matrix en este ámbito material.



35 visualizaciones0 comentarios