Brasil advierte: el Gran Reseteo no es una teoría de conspiración.

Líderes como Donald Trump y Jair Bolsonaro son advertidos como amenaza para el proyecto globalista, pues enfrentan a la agenda de control.


Frente a la Asamblea General de las Naciones Unidas, el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, advirtió que la pandemia del coronavirus no debe encaminar hacia un control social totalitario.


Si bien en su discurso no habló del «gran reseteo», sí lo hizo mediante redes sociales. Allí recalcó: «la libertad es fundamental para la dignidad humana» y recordó a las Naciones Unidas su rol en la defensa de la misma.

Los medios masivos de comunicación no tardaron en descalificar lo dicho como teoría de conspiración.


Por ejemplo, el diario alemán DW publicó el titular: «El ministro Araújo evoca la teoría de la conspiración sobre el COVID».


Pero la evidencia muestra lo contrario. Basta con ver cómo los promotores del Gran Reseteo incluso tiene una página oficial: The Great Reset.


En mayo de 2020, el fundador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, anunció la iniciativa “Great Reset”, que reúne a líderes mundiales y grandes corporaciones con el objetivo de combatir las “consecuencias directas de la crisis del COVID-19”.


Incluso escribió un manual llamado The Great Reset. Allí explica que la normalidad no solo no puede volver sino que no debe.


Propone que el cambio sea de tal magnitud que incluso cuenta cómo ya hay referentes que proponen cambiar el calendario de «antes y después de Cristo» a «antes y después del coronavirus».


El Estado-nación es incompatible con el Gran Reseteo


La globalización, la democracia política y el Estado nación son mutuamente irreconciliables, de acuerdo con el manual. Además, asegura que si tanto la democracia como la globalización se expanden, no hay lugar para el Estado nación. Por lo tanto, propone un modelo alternativo y pone a la Unión Europea como ejemplo.


Fue precisamente desde la Unión Europea que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, propuso quitarle a Brasil la soberanía sobre la selva amazónica, alegando que le pertenecía a la humanidad.


Luego se evidenció que el discurso ambientalista era en verdad “sandía”, verde por fuera y rojo por dentro. Lo que buscaba Macron era justificar su proteccionismo.


La Unión Europea estaba por firmar un tratado comercial con Brasil, el país más grande de Sudamérica, cuya superficie fértil supera a toda Europa y por ende pondría en riesgo la economía de los agricultores franceses.


En lugar de apostar al diálogo y la negociación que beneficie a ambas naciones, Macron optó por sumarse a la campaña internacional contra el presidente Jair Bolsonaro caricaturizado como un destructor del planeta. La realidad es otra. Bajo su gobierno bajaron los incendios forestales, mientras que la ONU condecoró a quien fue la ministra ambiental de Lula Da Silva, administración bajo la cual se registraron los peores incendios.

Trump y Bolsonaro lideran la lucha anti-globalista


Al igual que la administración del presidente Donald Trump, el gobierno de Jair Bolsonaro ha mantenido un discurso soberanista frente a la agenda globalista, abiertos al comercio pero priorizando a su nación.


Ambos han liderado iniciativas para poner fin a la agenda de control de población, sobre todo respecto al aborto. Los líderes apoyaron al bloque africano frente al “chantaje económico”, donde a cambio de ayuda financiera, la ONU ha exigido a los países más pobres legalizar el aborto e incluso cambiar sus respectivas constituciones para garantizarlo como derecho.


Es decir, proponen controlar a la población desde la concepción. Algo que el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil considera inadmisible.


Ernesto Araújo, advirtió que la pandemia del coronavirus «no puede ser un pretexto para el control social totalitario».


El canciller de Brasil destacó al Foro Económico Mundial como ideario de El Gran Reseteo y lo acusa de violar los principios de Naciones Unidas.

“Las libertades fundamentales no pueden ser víctimas del COVID. La libertad no es ideología”, agregó.


Araújo habló de «una trampa» para reprimir las libertades durante la actual pandemia.


El Gran Reseteo es corporativista


El portal National Review resalta el rol de las grandes corporaciones en El Gran Reseteo.


“Después de notar la participación de ‘socios’ como Apple, Microsoft, Facebook, IBM, IKEA, Lockheed Martin, Ericsson, Deloitte y Sixsmith, surgieron dudas sobre cómo se puede ver el Great Reset, como algunos les gusta sugerir (incluso permitiendo un poco de exageración) como un ‘marxismo de izquierda socialista’ o un ‘plan de toma comunista global’”, comenta.


Sin embargo, el periodista Andrew Stuttaford detalla que el Gran Reseteo es, en esencia, corporativista, no comunista.


«La participación de empresas del tipo que menciona Sixsmith es, en realidad, la participación de algunos miembros de su alta dirección, utilizando los fondos de los accionistas para fines que nada tienen que ver con los resultados financieros y todo que ver con el ejercicio del poder interno de un sistema similar a un concierto, con el Estado, si no necesariamente el gobierno, actuando como director», explica.


El corporativismo, en esencia, necesita del intervencionismo estatal. Lo cual aplasta a la pequeña y mediana empresa y fortalece a las grandes corporaciones. Tal como ha sucedido a lo largo de la pandemia, donde han quebrado los emprendedores y se han enriquecido las multinacionales, tanto que Jeff Bezos se convirtió en el primer billonario (trillonario en inglés).


Dicho sistema es funcional al poder de turno, en cuanto reduce la soberanía económica del ciudadano promedio y por tanto fomenta la dependencia estatal, patrón visible en la pandemia.


Por ello, líderes como Trump y Bolsonaro son advertidos como amenaza para el proyecto globalista, pues enfrentan a la agenda de control.


Tomado de:

https://panampost.com/mamela-fiallo/2020/12/10/brasil-gran-reseteo-teoria-conspiracion/?fbclid=IwAR3CtYFRHhHjh0tzewz9dTxt8S0Jfx7XKk4LsC2c7sryLe8z8z0kdvhfpaw


Descargo de responsabilidad: En Mr.capacho le brindamos información que no se ofrece en las noticias principales y, por lo tanto, puede parecer controvertida. Las opiniones, declaraciones y / o información que presentamos no son necesariamente promovidas, respaldadas, expuestas o aceptadas por Mr.capacho, su Consejo de liderazgo, miembros, aquellos que trabajan con Mr.capacho o aquellos que leen su contenido. Sin embargo, con suerte son provocativos. Por favor, use el discernimiento! Use el pensamiento lógico, su propia intuición y su propia conexión con la Fuente, el Espíritu y las Leyes Naturales para ayudarlo a determinar qué es verdad y qué no. Al compartir información y sembrar diálogo, nuestro objetivo es aumentar la conciencia y la verdad superior para liberarnos de la esclavitud de la matrix en este ámbito material.



477 visualizaciones0 comentarios