La retirada de tropas promovida por Trump desde Alemania es más escindida que un regalo

Escrito por Finian Cunningham a través de The Strategic Culture Foundation,

La orden reportada por el presidente Donald Trump de retirar a casi 10,000 soldados estadounidenses de las bases en Alemania ha engendrado angustia por el futuro de la OTAN, la relación transatlántica y la seguridad europea. La reacción más absurda provino de funcionarios de seguridad estadounidenses y europeos que  calificaron  la medida como un "regalo para Putin".

Toda la emoción de los medios es sonido y furia que significa poco. La retirada de tropas de Trump no es un regalo para Rusia. Más bien, es más una expresión de ruptura y un berrinche de Trump, con pocas consecuencias estratégicas intencionadas.


Para empezar, la noticia de la retirada de las fuerzas estadounidenses de Alemania, aproximadamente un tercio del total actual de 35,000, no fue anunciada oficialmente por la Casa Blanca ni el Pentágono. Fue reportado  por primera  vez el 5 de junio por el Wall Street Journal atribuido a fuentes administrativas. En otras palabras, tiene el sello distintivo de una fuga con una agenda política o personal. Eso sugiere que las "noticias" vinieron del presidente Trump y su camarilla, incluido el travieso y ex embajador de Estados Unidos en Alemania, Richard Grenell.


Increíblemente,  ni  el Pentágono ni el gobierno alemán fueron informados oficialmente sobre lo que sería un movimiento de tropas trascendental, dado que las tropas estadounidenses han estado estacionadas en Alemania desde el final de la Segunda Guerra Mundial. El país alberga las bases estadounidenses más grandes de Europa. Por lo tanto, es una piedra angular de la alianza de la OTAN.


La falta de comunicación formal indica que el supuesto orden de Trump estaba más motivado por el piquete y el capricho que por un cambio estratégico en las fuerzas estadounidenses fuera de Europa, o, como el mismo presidente ha amenazado varias veces antes, alejarse de la OTAN. La última noción promovida por Trump en su obsesión por exprimir los presupuestos militares europeos no es más que exaltación y fanfarronada, dada la importancia estructural de la OTAN para la proyección del poder estadounidense. Trump, obsesionado con el dinero transaccional, probablemente ni siquiera comprende la imagen estratégica de cómo la OTAN y Alemania son un puente europeo vital para el imperialismo estadounidense.


En segundo lugar, el historial de Trump muestra que habla y no actúa cuando se trata de eliminar tropas . Hizo una gran fanfarria acerca de los soldados estadounidenses que regresan a casa de Siria y Afganistán, pero casi un año después de esas promesas no ha habido retiros perceptibles.


Incluso si hubiera un plan creíble para sacar a las tropas estadounidenses de Alemania, eso no significa que las fuerzas estadounidenses estén reduciendo su presencia en Europa. Bajo Trump ha habido una acumulación continua de fuerzas estadounidenses en los estados bálticos con un mayor énfasis en la presencia rotacional de las brigadas. Sus enviados en Europa también han colgado la idea de reubicar las fuerzas estadounidenses de Alemania a Polonia. Dada la política rusofóbica de Polonia y los estados bálticos, la reducción ostensible de tropas de Alemania difícilmente sería un "regalo" para Rusia.


¿Entonces qué está pasando?


Trump parece estar entregando un desaire a la canciller alemana Angela Merkel, así como a sus propios jefes del Pentágono.


Varios informes  indican  que Trump se enfureció por la decisión de Merkel de saltarse una cumbre del G7 que el presidente estadounidense organizará en Washington a finales de este mes.  Se dijo que su decisión  informada la semana pasada se tomó a la luz de las preocupaciones por el coronavirus y también debido a los recelos de Merkel sobre la orden anterior de Trump de retirar los fondos estadounidenses de la Organización Mundial de la Salud. Unos días después de la renuencia de Merkel a asistir a la cumbre del G7, el WSJ luego informó la noticia del plan de retirada de tropas de Trump desde Alemania. A la sensación de represalia se sumó el sorprendente hecho de que Berlín no fue consultado o informado de antemano. Eso sugiere que el objetivo era menospreciar a Berlín tanto como sea posible.


El segundo frente de la malicia de Trump involucra al Pentágono. Como Associated Press  informó  esta semana, las relaciones del presidente con sus jefes militares están cerca del "punto de ruptura". La acritud se debe al rechazo de los actuales y ex funcionarios del Pentágono por las amenazas de Trump de desplegar al ejército para frenar las protestas masivas contra la violencia policial y el asesinato del hombre afroamericano George Floyd en Minneapolis el mes pasado.


El secretario de Defensa, Mark Esper, y el presidente del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, se negaron ante el llamado del presidente a enviar tropas de combate a las calles de la capital y otras ciudades para sofocar las protestas. Según los informes, Trump se ha   involucrado en "enfrentamientos de gritos" con sus altos oficiales militares por su negativa a enviar tropas en grandes cantidades. La reticencia del Pentágono está indudablemente motivada por la aprensión de que tal movimiento podría inflamar una situación ya volátil y provocar una insurrección masiva.


Conociendo la piel notoriamente delgada de Trump y su ego insaciable, el rechazo percibido por Merkel sobre la propuesta cumbre del G7, seguido por el bronce del Pentágono dando un hombro frío a su exhibición de poder ejecutivo nacional, que tuvo el efecto combinado de la fuga apresurada de Trump por sacar a las tropas estadounidenses de Alemania Por lo tanto, la medida se trata de que Trump intente obtener rango en el vasallo alemán de Estados Unidos y mire a los generales de Estados Unidos a los ojos.


Es dudoso que el movimiento instintivo tenga alguna importancia estratégica prevista. Ciertamente no es un "regalo" para Rusia, ya que algunos oponentes de Trump se han hiperventilado.


Basta con mirar la  intensificación de la  beligerancia de las sanciones bajo Trump sobre Rusia por el proyecto de gas natural Nord Stream 2, y la actual acumulación de la OTAN dirigida por Estados Unidos contra Moscú. La última disputa sobre Trump que supuestamente está sacando tropas de Alemania es simplemente una reacción reaccionaria de una postura hostil más grande y sistemática de Estados Unidos hacia Rusia.


FUENTE: https://www.zerohedge.com/geopolitical/trumps-touted-troop-pullout-germany-more-rift-gift

Sigan a Mr.Capacho en todas las redes sociales como:

  1. canal twitch: https://www.twitch.tv/mrcapacho1

  2. facebook: Mr.capacho

  3. twitter: Mr.capacho

  4. instagram: Mr.capacho

  5. telegram: Mr.Capacho Tv

  6. pagina oficial: www.mrcapacho.com

  7. canal secundario Mr.capacho: suscribite: https://www.youtube.com/channel/UCBvRUC0v47lA-FCzNC1IbQg

Descargo de responsabilidad: En Mr.capacho le brindamos información que no se ofrece en las noticias principales y, por lo tanto, puede parecer controvertida. Las opiniones, declaraciones y / o información que presentamos no son necesariamente promovidas, respaldadas, expuestas o aceptadas por Mr.capacho, su Consejo de liderazgo, miembros, aquellos que trabajan con Mr.capacho o aquellos que leen su contenido. Sin embargo, con suerte son provocativos. Por favor, use el discernimiento! Use el pensamiento lógico, su propia intuición y su propia conexión con la Fuente, el Espíritu y las Leyes Naturales para ayudarlo a determinar qué es verdad y qué no. Al compartir información y sembrar diálogo, nuestro objetivo es aumentar la conciencia y la verdad superior para liberarnos de la esclavitud de la matrix en este ámbito material.

©2019 by Mr.capacho