Los archivos del Vaticano recientemente abiertos pueden dar pistas sobre silencio del Papa Pío XII

Los archivos del Vaticano recientemente abiertos pueden dar pistas sobre el silencio del Papa Pío XII en cuanto al Holocausto

Un asistente abre la sección del archivo dedicado al Papa Pío XII el viernes en el Vaticano. La apetura de los archivos de Pío XII ha sido esperada por décadas por grupos e historiadores judíos.

(Alberto Pizzoli / AFP via Getty Images)


El contenido podría ayudar a resolver la cuestión de si Pío debe ser recordado por esconder silenciosamente a 4,000 judíos de los nazis o si debe ser condenado por no hablar de los judíos que fueron gaseados

By TOM KINGTON

ROMA. — Sesenta historiadores afortunados hicieron fila en el Vaticano el lunes cuando la pequeña ciudad-estado finalmente abrió sus archivos de guerra sobre el papado de Pío XII, millones de páginas que podrían ayudar a explicar por qué el pontífice guardó silencio durante la matanza de 6 millones de judíos en el Holocausto.Los archivistas del Vaticano tardaron más de 14 años en preparar los 2 millones de documentos, que están organizados en cajas que los funcionarios dicen que se extienden por 350 yardas cuando se ponen de extremo a extremo.El contenido podría ayudar a resolver la cuestión de si Pío debe ser recordado por esconder silenciosamente a 4,000 judíos de los nazis en conventos e iglesias, sabiendo que denunciarlos a Adolf Hitler empeoraría su situación, o si debe ser condenado por no hablar de los judíos que fueron gaseados en los campos de exterminio

Una vista del Archivo Secreto Apostólico del Vaticano, el archivo central de la Santa Sede donde se guardan todos los documentos sobre el gobierno y la actividad pastoral del pontífice romano y las oficinas de la Santa Sede.

(Alberto Pizzoli/ AFP)


Pío fue Papa desde 1939 hasta su muerte en 1958. Los archivos de un Papa generalmente se mantienen sellados durante 70 años después de su muerte, pero el Papa Francisco aceleró su publicación y anunció: “La iglesia no teme a la historia”.


Mientras los historiadores se reunían en Roma durante el fin de semana, listos para ponerse en fila, el arzobispo Paul Richard Gallagher, secretario de relaciones con los Estados del Vaticano, dijo que Pío “emerge como un gran defensor de la humanidad, un hombre profundamente preocupado por el destino de la humanidad durante esos años terribles, alguien muy sensible y angustiado por los perseguidos, y quien también fue objeto del odio de los nazis y el fascismo”.


El obispo Sergio Pagano, prefecto de los Archivos Apostólicos del Vaticano, también ha sugerido que hay pocos motivos de vergüenza.


“Dejaremos que cada persona saque sus propias conclusiones, pero no tenemos miedo. Lo bueno [que hizo Pío] fue tan grande que eclipsará las pocas sombras”, dijo recientemente.


Los historiadores han rogado para diferir. John Cornwell, el autor británico del libro de 1999 “El Papa de Hitler”, cree que Pío dejó en claro a Hitler que no hablaría en contra del Holocausto.


Antes de convertirse en Papa y tomar el nombre de Pío XII, Eugenio Pacelli se desempeñó como embajador del Vaticano en Alemania de 1917 a 1929, presenciando el surgimiento del nazismo antes de convertirse en secretario de Estado en Roma.


Su camino también ha sido estudiado por David Kertzer, profesor de antropología y estudios italianos en la Universidad Brown, quien estuvo en el Vaticano el lunes y dijo que varios archivos de diferentes departamentos del Vaticano estarían listos para su inspección.


“Uno importante es el archivo apostólico, que tendrá correspondencia con el embajador del Vaticano en Berlín, pero también con el embajador ante el gobierno fascista de Benito Mussolini en Italia”, señaló.


Kertzer expuso que no buscaba resolver un misterio sobre Pius.


“Si quieres saber si este papa denunció a los nazis por matar a la mayoría de los judíos en Europa, la respuesta es que no lo hizo, y no hay nada en el archivo que nos diga algo diferente”, declaró.


“Pero hay mucho que necesitamos saber sobre cómo se tomaron las decisiones y quién las tomó", agregó.


Kertzer dio como ejemplo la falta de reacción del Vaticano ante el atraco de los nazis de 1.000 judíos en Roma en octubre de 1943 para su traslado al campo de concentración de Auschwitz.


“Sabemos que el Papa estaba molesto y que sabía que los matarían”, dijo. “Hizo que su secretario de estado convocara al embajador alemán y le dijera que no estaba contento”.


“También sabemos que el embajador respondió que la orden provenía de muy alto nivel, y agregó que el Vaticano podría presentar una queja, incluso si desagradaba a la gente. El secretario de Estado respondió efectivamente: “No, se lo dejaremos a usted”.


“Entonces sabemos lo que Pío hizo y no hizo. En este caso, me gustaría saber qué sugirieron sus asesores cercanos en ese momento”, manifestó.


Kertzer dijo que también quería saber más sobre por qué Pío no se opuso a las leyes raciales de 1938 que fueron introducidas por Mussolini y expulsaron a los judíos de la vida pública. “Buscaré si la gente en el Vaticano lo instaba a tomar medidas, si hubo debate”, precisó.


“El régimen nazi perseguía a la Iglesia católica en Alemania y en los países ocupados”, señaló. “Pío no amaba a Hitler y vio su papel como defensor de la iglesia. Otros problemas fueron lamentables pero no su responsabilidad”.

https://www.latimes.com/espanol/internacional/articulo/2020-03-09/los-archivos-del-vaticano-recientemente-abiertos-pueden-dar-pistas-sobre-el-silencio-del-papa-pio-xii-en-cuanto-al-holocausto

©2019 by Mr.capacho