Pulso europeo: Suben los mercados ante la esperanza de rescate de los bancos


Geoffrey Smith


Los mercados bursátiles de Europa se disparan este martes, impulsados por la sensación de alivio propiciada por las expectativas de unos estímulos de política monetaria coordinados para respaldar la economía mundial ante el brote de coronavirus que sigue propagándose rápidamente por todo el mundo.


A las 11:25 horas (CET), el índice de referencia Stoxx 600 sube 10,4 puntos o un 2,8% hasta 386,46, bajando aun así más de un 10% frente a los máximos histórico registrados hace sólo dos semanas.


En Italia, el país europeo más afectado por la epidemia hasta ahora, el FTSE MIB se dispara un 2,4%, mientras que el DAX alemán, muy sensible al comercio, se apunta un alza del 2,8%. El FTSE 100 del Reino Unido queda a la zaga con una subida del 2,3%, lastrado por el avance de la libra en los mercados de divisas.


Las ganancias fueron generalizadas en todos los sectores, y algunos de los más sobrevendidos son los que más han recuperado. Las acciones de las aerolíneas Deutsche Lufthansa (DE:LHAG) y IAG (LON:ICAG) suben un 8,4% y un 7,4%, respectivamente, mientras que las acciones del fabricante de aerogeneradores Vestas Wind Systems (CSE:VWS) avanzan un 4,4% y las de la empresa de minería Anglo American (LON:AAL) se apuntan un alza del 4,2%. Sin embargo, a las acciones defensivas también les va bien, subiendo Nestle (SIX:NESN) un 3,4% y la cadena de supermercados J Sainsbury (LON:SBRY) un 3,9%.


Entre las pocas empresas que aún no han presentado sus informes este martes, el fabricante de Beiersdorf (DE:BEIG) no ha ofrecido una Buena actuación, pues ha declarado que es imposible predecir el impacto del brote de Covid-19 en las ventas de este año, mientras que la cadena de restaurantes británica Greggs PLC (LON:GRG) ha superado las expectativas tras publicar unos resultados del cuarto trimestre mejores de lo previsto y prometer que le espera otro buen año. Las acciones de Greggs suben un 4,7%.


La atención hoy se centra en la teleconferencia programada a las 13:00 horas (CET), que reunirá a los ministros de finanzas y los bancos centrales de los países industrializados del G7.


En un principio, las esperanzas de que esta teleconferencia diera lugar al anuncio de más medidas concretas y coordinadas para abordar el impacto económico del virus eran bastante altas. Sin embargo, la decepción la aportado un informe de Reuters en el que se dice que no figuran tales medidas en el proyecto de comunicado que se había preparado antes de la convocatoria.


Quienes esperan el rescate de los bancos centrales del mundo se sintieron alentados por los recortes de tipos de interés anunciados durante la jornada de negociación en Asia por los bancos de Australia y Malasia, mientras que otro informe de Reuters decía que el Banco Central Europeo estaba trabajando en una nueva operación de refinanciación para garantizar la liquidez para las pequeñas y medianas empresas afectadas por el virus.


Ese informe era coherente con las declaraciones del lunes de la presidenta del BCE, Christine Lagarde en las que prometía "medidas apropiadas y específicas", aunque eso contrasta con las expectativas más ambiciosas del mercado sobre un nuevo recorte de los tipos de interés o más compras de bonos. El BCE se muestra reacio a recortar aún más los tipos, temeroso del impacto en la rentabilidad bancaria y, en consecuencia, en la estabilidad del sistema financiero de la zona euro.


Además, la opinión pública en Alemania y en otros lugares sigue oponiéndose a una expansión cuantitativa más agresiva.


Para algunos, sin embargo, es demasiado pronto para decir que no hay peligro.


Luc Filip, jefe de gestión discrecional de carteras de SYZ Private Banking, dijo en unos comentarios enviados por correo electrónico que los desplomes de la semana pasada han sido "una simple caída unilateral que podría indicar que una más grande está por venir. Nos cuesta creer que la situación vaya a mejorar rápidamente, especialmente con la amenaza de que las cuarentenas lleguen a Europa y Estados Unidos".


Filip expresó su preocupación en torno a que es difícil estimar el daño a la economía china en particular. "Para los inversores que quieran reducir una correlación de cartera con China, sugerimos que abandonen las industrias, especialmente las acciones relacionadas con el automóvil, los semiconductores, las compañías petroleras y coloquen parte de los ingresos en atención sanitaria, tecnología —excluyendo semiconductores—, y productos de primera necesidad".

https://es.investing.com/news/stock-market-news/pulso-europeo-suben-los-mercados-ante-la-esperanza-de-rescate-de-los-bancos-1975650

©2019 by Mr.capacho